Atención al cliente digital

Es innegable que una de las consecuencias de la oferta de la era digital ha sido hacernos mucho más exigentes como clientes, demandando la inmediatez y la continua actualización de la información como parámetro de calidad para cualquier web que consultamos.

Y también es innegable que la actualidad corre a mil por hora y que los proyectos se superponen, y muchas veces la web, las redes sociales y nuestra comunicación online en general, queda desactualizada y no refleja todo lo que venimos haciendo y todo lo que va pasando.

¿Cómo solventar todo esto? Afortunadamente lo vertiginoso y nuestro nivel de exigencia aún no ha podido con nuestra capacidad de comprensión y de empatía, y estos fallos quedan del todo compensados si la atención al cliente que recibimos es sublime. Uno de los indicadores de si se está haciendo bien la atención al cliente digital es el cambio de sentimiento del cliente (de enfadado a satisfecho, etc).

Exponemos un caso donde se puede observar claramente:

Como sabes, un último servicio que ha incorporado FarmaOffice para sus farmacias clientes es la posibilidad de gestionar sus contenidos en la web, redes sociales, emailing, etc, con el rigor de estar gestionado por profesional farmacéutico. Esto nos pareció especialmente útil para aquellas farmacias que disponen de la herramienta pero a las que no les es posible dedicar el tiempo que esto requiere. Dar este servicio con calidad y rigor  nos obliga a estar permanentemente actualizados de la actualidad farmacéutica, de novedades de laboratorios, etc.

Requeridos por una farmacia para hacer una publicación de la última novedad de un laboratorio dermofarmacéutico de reconocido prestigio y de la cual ya disponían en la citada farmacia para su recomendación y venta, cual fue nuestra sorpresa cuando al visitar la web del laboratorio para documentarnos, no existía ningún tipo de información sobre este último lanzamiento.

Recurrimos entonces al chatbot que se desplegó en la parte inferior derecha de la pantalla para chatear, que nos preguntaba si necesítabamos información de algún producto. La atención por esta vía fue exquisita y profesional en la aportación de la documentación requerida proporcionándonos una experiencia muy agradable y cómoda como usuario.

Igual puede ocurrir con tu farmacia. Es imposible que la información que ofreces via online esté permanentemente actualizada, pero si lo compensas con una oferta de medios digitales a través de los cuales puedas atender a tu cliente de manera que se sienta super especial y bien atendido, sin duda es otra forma de diferenciarte de tu competencia. Y muy apreciada... a todos nos gusta sentirnos especiales y únicos.

La atención al cliente digital es hoy en día uno de los pilares de la relación entre las farmacias y sus clientes, y además aumenta cada vez más su papel y su poder. Si el cliente necesita ayuda, debe encontrar una respuesta rápida y amable.

La comunicación online y las herramientas digitales ofrecen nuevas formas de implementar estrategias de fidelización de clientes. Un cliente bien atendido en el mundo online se convertirá en prescriptor de tu farmacia, como también ocurre en el mundo offline.

Con la colaboración de Ana Sáenz de Buruaga